Good Morning, Seúl


El éxito de El juego del calamar ha abierto los ojos de la sociedad coreana respecto de la lucha por los derechos de remuneración de los Autores Audiovisuales coreanos.

En 2019, el film coreano Parasite de Bong Joon Ho cosechó un éxito de público y crítica sin precedentes para la cultura audiovisual de su país, y consiguió por primera vez un Oscar a la mejor película para un film no hablado en inglés. Este logro posicionó al cine de Corea del Sur como una nueva opción ante el público general en el mundo. Dos años después de este antecedente, desde su estreno el 17 de septiembre pasado, El juego del calamar se ha convertido en otro referente popular de la industria audiovisual mundial, al consolidarse como la serie más vista de la plataforma Netflix con más de 142 millones de espectadores a nivel mundial. Debido a esto, en los últimos meses los medios de comunicación han puesto en el centro de la escena audiovisual al Director y Guionista de la serie, Hwang Dong-hyuk, asumiendo un crecimiento de su figura acorde al éxito comercial de la serie. La presencia del mundo de los Autores Audiovisuales coreanos en la prensa puso de manifiesto las omisiones en la aplicación de la legislación que garantiza a sus creadores la percepción de una remuneración acorde a la difusión de sus obras.


Hwang Dong-hyuk - Twitter Netflix

La visibilización de esta situación ha permitido al sindicato DGK (Directors Guild of Korea) dar una explicación en la televisión nacional del panorama actual del derecho de autor audiovisual coreano, más específicamente la diferencia entre los derechos del productor y los del Director. También se puso en conocimiento el caso de quince Directores coreanos que recibieron una liquidación por la difusión de sus obras en Francia.


Hwang-Dong-hyuk- (Netflix)

A su vez, Hwang Dong-hyuk concedió una entrevista al periódico británico The Guardian, en el que explicó que su remuneración se limitó a la pactada en el contrato original firmado con Netflix, mientras que el estadounidense The Wall Street Journal había publicado previamente que el Autor había tenido que pausar la escritura del guión de la serie para vender su computadora personal. Cabe destacar que El juego del calamar podría proveer a Netflix una ganancia aproximada de 900 millones de dólares.


En un contexto político electoral (habrá elecciones presidenciales en Corea del Sur en marzo de 2022 y el gobierno asumirá en mayo), la intención de DGK es hacer hincapié públicamente en el trato desfavorable que les depara a sus Autores la legislación actual, de la manera más rápida posible, para poder influir en las políticas públicas del gobierno entrante. Esta estrategia será apoyada por Autores Audiovisuales de todo el mundo en el próximo Congreso de la Confederación Internacional de Autores Audiovisuales AVACI, que se realizará en Seúl en mayo de 2022.


Por otra parte, en el marco del Festival Internacional de Cine de Busán, realizado en octubre pasado, DGK realizó un panel de discusión en modalidad virtual bajo el título Fair Remuneration for the People Who Made the Film: An Essential Precondition for Sustainable Creativity, del que participaron Park Hyun-Seon, de Yonsei University; Yang Sang-Hun, de DGK; Jung July, Directora Audiovisual; Cheon Ju-Hee, del Center for Cultural Society; y Hong Won-Chan, Director Audiovisual. El panel estuvo moderado por Lee Yoon Jung, Directora Audiovisual y vicepresidenta de DGK, y desarrolló el tema del panorama actual de los derechos de remuneración de los Autores Audiovisuales en Corea del Sur.