top of page

Desafíos y avances en materia de género en el audiovisual en el Congreso de AVACI 2023



Entre las distintas actividades que se llevaron a cabo en el Congreso Internacional de AVACI 2023, realizado en la ciudad brasileña de Río de Janeiro entre el 2 y el 5 de mayo, se organizó la charla “Desafíos y avances de los Géneros en el audiovisual” en la que se brindó un panorama de la situación que atraviesan las autoras audiovisuales en el mercado laboral y su lucha por la igualdad de condiciones salariales y de oportunidades.


Como punto de partida se citó al cine brasileño a principios del siglo XX en el que solo había tres mujeres directoras tomando como referencia a Cléo de Verberena (Jacira Martins Silveira), quien en 1931 dirigió el largometraje “O mistério do Dominó Preto” (también producido y protagonizado por ella) y tras casarse con César Melani fundó en San Pablo el estudio Épica Films, que tuvo que cerrar tras la muerte de su compañero en 1934, como tampoco pudo culminar “Canção do Destino”, su segunda película.


En el año 2017 la Agencia Nacional de Brasil realizó una encuesta sobre el rol de las mujeres en el cine. Los resultados arrojaron que en el periodo 1996-2017, el 97% de las realizaciones fueron dirigidas por hombres; el 92% escrito por hombres y que algo más del 70% de los actores que participaron de esas producciones eran hombres.


La guionista brasileña Sylvia Palma, miembro del Consejo de Administración de GEDAR, resaltó “la injusticia de la invisibilidad de las mujeres en el sector audiovisual” y dijo que “cuando hablamos de invisibilidad, hablamos de emociones” y citó como ejemplo que “la primera sociedad de gestión colectiva en Brasil fue creada por una mujer, Gonçaga, a comienzos del siglo XX, que duró un siglo y ella nunca es mencionada en la historia del cine”.

O mistério do Dominó Preto (1931) Cléo de Verberena, Realizadora Audiovisual


Un tema que involucra a todos

A lo largo de la charla se hizo hincapie en la “invisibilidad, asimetría, inequidad, falta de oportunidades y disparidad de género”.



La directora argentina Carmen Guarini, vicepresidenta de DAC, dio cuenta de que “las cifras muestran la dificultad para las minorías para concretar proyectos audiovisuales. Acompañamos a nuestras sociedades en la gestión de los derechos de remuneración por lograr que los gobiernos sancionen leyes que respeten los derechos, y somos conscientes de que no hay discriminación por género a la hora de inscribir las obras, pero estas obras pertenecen mayoritariamente a los varones. ¿Qué podemos hacer para lograr una mayor equidad?”.

Para Guarini el “primer paso es poder reconocer el problema para poder tomar decisiones políticas al respecto. Es un tema de todos, no solo de las mujeres. No alcanza con reunirnos cada año en una mesa. Queremos saber qué piensan los varones, y queremos una diversidad de miradas”.


La directora sostuvo que “hay que construir una ética que transforme la mirada de todos, salir de la corrección política, porque seguimos sin poder lograr una verdadera igualdad. En DAC, la incorporación de más directoras a la junta directiva ha aportado al texto de la nueva ley de cine, incorporando el concepto de equidad de género para lograr: paridad en la administración del Instituto de Cine, la participación igualitaria en comités y jurados y la creación de un fondo específico para el fomento de producciones de directoras y diversidades. Tanto en FESAAL como en AVACI logramos concretar espacios de debate como este. Entendemos la importancia de lograr mayor presencia de mujeres en estos espacios porque solo la institucionalización de la equidad de género ayudará a dar pasos ciertos hacia una real diversidad”.



Estadísticas a tener en cuenta

La historia de la industria cinematográfica brasileña y los números aportados por la encuesta de la Agencia Nacional no son un caso aislado. Las cifras compartidas durante las reuniones del Congreso internacional de AVACI 2023 arrojaron porcentajes similares en todos los países representados, incluyendo también a Estados Unidos y al Reino Unido.


“El 52% de la población francesa es femenina y, sin embargo, a la hora de ser llevadas al cine, para ellas hay pocos lugares en las vidrieras de la heroicidad, el atrevimiento o la exposición, reduciéndose por lo general su participación al ámbito doméstico, las mujeres son mostradas (aún hoy) en sus casas, ocupando roles no profesionales. ¿Ese es el lugar que deben ocupar?”, se preguntó la directora y guionista audiovisual Anja Unger, miembro del directorio La SCAM (Francia).


Los números indican que solo el 7% de los films son producidos por mujeres y -según encuestas de la SCAM- el 37% de las mujeres recibió derechos de autor en 2022 y el 39% recibió menos de cien euros.


En Brasil, el último censo también arrojó que las mujeres son mayoría en la población y que las desigualdades que se registran en Francia también se repiten allí. La directora brasileña Malu de Martino (DBCA) argumentó que “las acciones deben comenzar aquí, en nosotros. Debemos intentar tener más participación en la dirección, en las juntas. En nuestro país existen programas para fomentar contenidos con directoras y guionistas mujeres. Tenemos que trabajar gradualmente con esto. El único modo de progresar es expandiendo nuestra participación. En Brasil tenemos muchos directores. En mis películas trato de contratar mujeres en los equipos técnicos”.



A partir del reconocimiento del problema es posible el cambio. En ese sentido Sylvia Palma ofreció un dato positivo: “en Brasil el festival de cine más importante está coordinado por dos mujeres”.

Además de compartir los datos, visibilizarlos y reflexionar sobre ellos, la guionista chilena Daniella Castagno (ATN) propuso ir un poco más allá: “Queremos invitarlos a compartir la paridad a la hora de construir estas sociedades de las que hemos sido parte fundadora desde ALGyD, FESAAL o AVACI. Hemos sido parte esencial, y queremos seguir siendo sus pares, trabajando juntos a la par. Creemos que lo merecemos y que lo hemos conquistado. Tenemos las mismas capacidades creativas. Duele cuando las decisiones importantes se toman entre un grupo pequeño de hombres. No sentimos que tengamos que pedir un favor, permiso o peticiones especiales para que nos consideren”.


Entre las conclusiones de la mesa Anja Unger propuso “promover la equidad de género y la diversidad en los organismos estatutorios de AVACI y en sus sociedades miembro. Lo mismo que en la junta directiva, en el consejo de los autores audiovisuales y en el consejo ejecutivo”.



Kommentarer


bottom of page