top of page

Corea: entre los éxitos en pantalla y los reclamos de derechos para el sector audiovisual



En consonancia con la huelgas de guionistas y actores de Hollywood, en el mes de agosto, el Sindicato de Directores (DGK) de Corea del Sur le ha exigido a la legislatura de su país que revise una Ley de Derechos de Autor que impide a los directores recibir pagos residuales por películas exitosas, así como realizar huelgas por negociación colectiva, según consignó The Hollywood Reporter, el medio más importante de la industria audiovisual mundial.


En el artículo titulado South Korea’s Directors Guild Pushes for Bargaining Rights and Backend Pay from Streamers, Studios se detalla que desde el Sindicato de Directores se realizó una petición formal al gobierno que incluye una demanda de negociación colectiva y el derecho a huelgas que busca enmendar la Ley de Derechos de Autor en el país.


La industria audiovisual surcoreana ha sido testigo de su propia versión de agitación laboral, ya que los directores buscan reformar una legislación que ha mantenido a los creadores sin poder de negociación.


A través de protestas y manifestaciones en redes sociales, los directores han expresado su insatisfacción por la falta de reconocimiento y compensación en un escenario donde las plataformas de streaming y los estudios han acumulado beneficios a expensas de los creadores de contenido audiovisual.


El Sindicato de Directores de Corea está presionando para revisar la Ley de derechos de autor actual que otorga a las plataformas de streaming y estudios el control exclusivo sobre la propiedad intelectual y las ganancias.


La puja con Netflix

La ley también impide que los directores y guionistas independientes tengan el derecho a huelga y a la negociación colectiva. Esta restricción ha permitido a empresas como Netflix y Disney evitar la presión para pagar compensaciones justas a los creadores surcoreanos, a pesar de éxitos globales como El Juego del Calamar.


El juego del calamar, serie estrenada en 2021


“Sin revisar la Ley de derechos de autor, no tenemos ningún poder de negociación para tratar cuestiones de remuneración con las productoras. Todavía no estamos en la etapa de discutir los detalles de los modelos de distribución de pagos. Al revisar la legislación, queremos iniciar la discusión y pedir derechos mínimos para compartir las ganancias con las empresas de alguna manera, para que la remuneración final no sea cero como ahora”, dijo a The Hollywood Reporter la directora Yun-jeong Lee, 1ª Vicepresidenta de AVACI y portavoz del Gremio de Directores de Corea.


En el caso de Netflix, la compañía estadounidense tiene en sus manos un enorme porcentaje del contenido cinematográfico y televisivo original de Corea del Sur. Directores exitosos como el ganador del Oscar, Bong Joon Ho, que estrenó su película Okja a través de Netflix y el destacado Park Chan-wook -miembro de Directors Guild Of Korea (DGK)- que en 2022 recibió el premio al mejor director por su película Decision to Leave en la 75° edición del Festival de Cannes forman parte de la plantilla de la plataforma.


Yoon Jung Lee, Realizadora Audiovisual y vicepresidenta de DGK

Bong Joon Ho, Realizador y Guionista Audiovisual Park Chan-wook, Realizador y Guionista Audiovisual


Renombrado es el caso de El Juego del Calamar: el horror/thriller de Netflix que sigue siendo uno de los contenidos más vistos de la plataforma. Un reciente informe de The LA Times da cuenta de que fue responsable de una gran parte del reciente crecimiento de suscriptores y ganancias de la compañía de $160 mil millones de dólares.

El Sindicato de Directores de Corea del Sur busca reformas fundamentales en la ley, exigiendo que los profesionales compartan las ganancias de sus creaciones con las empresas y tengan un papel en las decisiones de distribución de pagos. La revisión de la legislación es vista como un primer paso hacia la justa compensación de los creadores.


En ese sentido, los autores audiovisuales le vienen exigiendo al gobierno surcoreano para que actúe como mediador en las negociaciones entre los creadores y las empresas. Además, están abogando por la consideración de financiamiento gubernamental para aquellos proveedores de servicios que acepten reformas en el sistema de remuneración.


Okja, de Bong Joon Ho Decision to Leave, de Park Chan-wook


Actualmente, hay varios proyectos de ley relacionados con la revisión de la Ley de derechos de autor en espera de acción. Entre ellos, un proyecto propuesto por Lee Yong-ho, un legislador del gobernante Partido del Poder Popular, que se alinea con la posición del Sindicato de Directores de Corea, tiene como objetivo permitir que los directores y guionistas reclamen una remuneración adicional “si hay una cantidad significativa” de desequilibrio entre la compensación de los creadores y las ganancias incurridas por el uso de la obra protegida por derechos de autor”.


“Nuestras demandas son muy básicas en este momento”, dijo Lee. “No estamos pidiendo una gran cantidad de dinero. Solo queremos iniciar la discusión sobre el sistema de remuneración y crear pautas aceptables dentro de la industria”.


Desde el Sindicato de Directores de Corea explicaron que la situación para la mayoría de los directores coreanos en actividad, según la ley actual, es muy sombría. Se calcula que sus miembros pasan un promedio de 4/5 años con una sola producción y reciben un salario anual promedio de 18 millones de won (13.644 dólares), que es inferior al salario mínimo del país cuando se aplica a un horario de trabajo de tiempo completo.


“Esperamos que el gobierno pueda servir como mediador para nuestra negociación con las empresas e incluso considerar proporcionar financiamiento a los proveedores de servicios que acepten el sistema de remuneración”, dijo Lee.

Comentários


bottom of page