Corea ingresa al parlamento el debate por la ley de derechos audiovisuales


A finales de agosto, las autoridades del Sindicato de Directores de Corea -DGK- se reunieron en el edificio de la Asamblea Nacional, ubicado en la isla Yeouido, en la capital surcoreana Seúl. El tema del encuentro, organizado conjuntamente por DGK y Yoo Jung-ju, legislador del DPK -Partido Demócrata de Corea-, fue la revisión de la actual ley de derechos de autor. El debate por una mejora en las condiciones de remuneración del trabajo de los Autores Audiovisuales coreanos llega al poder legislativo apenas unos meses después del Congreso Internacional AVACI, en el que Directores, Guionistas y especialistas en derecho de autor de todo el mundo se acercaron a Corea para brindar apoyo técnico y económico para una mejora de los derechos de sus colegas.

Los Directores Yoo Ji-tae, Yoon Je-kyoon, Kim Han-min, Kim Yong-hwa, Kang Je-kyu y Kang Yoon-sung participaron de la reunión y compartieron sus experiencias. Park Chan-wook, Director y Guionista de la multipremiada Parasite, se hizo presente a través de una videoconferencia desde Estados Unidos para manifestar su apoyo a la revisión de la ley. También participaron los legisladores Park Hong-keun, Hong Ik-pyo y Do Jong-hwan, y miembros del Sindicato de Guionistas de Corea -SGK-.


La actual ley coreana de derecho de autor estipula que los derechos de las obras audiovisuales pertenecen al productor de la obra, a menos que se exprese lo contrario. No se contempla ningún tipo de remuneración a sus creadores por la exhibición pública de sus trabajos. Tal como ocurre en otras partes del mundo, la ley es muy diferente respecto a los derechos de los compositores de la música de las películas, que cobran regalías por cada una de las emisiones, así como por la utilización de sus obras separada del audiovisual.

Kim Han-min manifestó la importancia de la revisión de esta ley para los Directores novatos, cuya desfavorable situación financiera luego de filmar su primera película frena el desarrollo de su carrera. Yoon Je-kyoon mencionó el éxito a nivel mundial del contenido audiovisual coreano en la actualidad. “Para poder sostener ese crecimiento es importante crear un entorno que pueda atraer a muchas personas apasionadas y talentosas”, agregó.


Kang Yoon-sung explicó que el desarrollo de un guión y la producción de una película implica un trabajo de años que, con la ley actual, se ve remunerado una única vez, destacando la injusticia de los contratos que los obligan a entregar las regalías de la difusión de sus obras a los productores, y de la falta de una legislación que los favorezca en este sentido.

From left: Directors Kim Han-min, Yoon Je-kyoon, Kang Yoon-sung, Kang Je-kyu and Kim Yong-hwa take part in an event hosted by the DGK and Yoo Jung-ju, a lawmaker of the Democratic Party of Korea, at the National Assembly Members' Office Building on Wednesday. (Yonhap)

“El año pasado, DGK me llamó para decirme que tenía pendiente un cobro de regalías. Me reuní con ellos y me explicaron que una emisora ​​en Francia transmitió mi película y que era el pago por eso. Fue la primera vez en mi carrera que recibí dinero de esa manera. Envidié a los creadores de Francia y otras partes de Europa que trabajan en un entorno así”, contó el Director Kang Je-kyu.


Según la ley actual, las salas de cine están obligadas a contribuir al KOFIC -Korean Film Council- con el 3% de la venta de sus entradas para apoyar la industria local. Kim Yong-hwa, Director y Guionista, manifestó sus dudas respecto a la utilización de esos fondos.


“Es importante crear un entorno sustentable para los Autores Audiovisuales", concluyó el Director y Guionista Yoo Ji-tae, quien ofició de anfitrión del debate.

Luego de años de lucha, los Autores Audiovisuales coreanos dan un importante paso al llevar el debate por sus derechos al área legislativa de su gobierno. Fue fundamental para este logro el apoyo logístico de la FESAAL -Federación de Sociedades de Autores Audiovisuales Latinoamericanos-, a través de la transmisión de su experiencia en las sanciones de leyes similares en diferentes países de América Latina, y por supuesto de los Autores Audiovisuales del mundo unidos en la Confederación Internacional AVACI.